Museo Casa Dulcinea del Toboso

Recreación ambiental de la época de Cervantes y objetos con valor etnográfico.

Útiles cotidianos: cerámica, cestería, hierros y cobres de cocina. La bodega con tinajas y desgranadoras de uva. Un molino con tolva. Aperos de labranza y caballería. Enseres para la elaboración de quesos y mobiliario del siglo XVII. Un carro, una galera y una insólita prensa de aceite con viga de 15 metros.

 

El edificio que alberga la exposición permanente, caserón de labranza del siglo XVI, es conocido como la Casa de la Torrecilla, al estar coronada por una torre. Dice la tradición que fue propietaria de la misma Ana Martínez Zarco de Morales, la Dulcinea literaria de don Quijote. Está declarada como Monumento Histórico-Artístico.

Opiniones y Experiencias

“Auténtica.

Casa antigua con muchos detalles.en el patio hay gallinas y conejos sueltos,merece la pena visitarlo.

Visitado el febrero de 2017 (tripadvisor)
luviii21

“Visita Obligada”

Una casa manchega donde se puede ver e imaginar como era la vida cotidiana en el siglo XVI. Mejor momento: Domingo por la mañana, entrada libre. Si vas con niños lo disfrutarán, hay gallinas y conejos.

Vistiado febrero 2017 (tripadvisor)

Francisco L

Muy recomendable

Una casa con patio interior (curioso ver conejos y gallinas sueltas por allí). Dispone de dos alturas. La parte de arriba cuenta con dos alcobas. Muy buena elección para ver en El Toboso.

Visitado el Diciembre de 2016 (tripadvisor)

 

Hilario D

Galería


Video repotaje de CMTV

Pin It on Pinterest

Share This